756756754757

Está en construcción el Presupuesto de Egresos 2021, por lo que programas e inversiones en primera infancia deben respetarse y no sufrir recortes, puntualiza la coordinadora política de la organización Pacto por la Primera Infancia.

Garantizar derechos de niñez y adolescencia mediante la Estrategia Nacional para la Primera Infancia (ENAPI) requiere presupuesto y corresponsabilidad de sectores sociales y autoridades de gobierno, dijeron personas expertas en el conversatorio digital ‘Primera Infancia: la mejor inversión de la vida’, realizado por la Secretaría de Gobernación, a través de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) y la Dirección General de Asuntos Religiosos.

Como moderadora, la directora general de Save the Children en México, Maripina Menéndez Carbajal, señaló que la primera infancia, de 0 a 5 años de edad, es el periodo de mayor crecimiento y desarrollo en que niñas y niños exploran, entienden dónde, con quién y cómo es el lugar en que están.

Subrayó que “es muy importante que juntos, sociedad y gobierno, les garanticemos todos sus derechos y les demostremos que este es un mundo donde vale la pena vivir”, sobre todo ante repercusiones por medidas tomadas como en la pandemia del Covid-19, que les afecten a mediano y largo plazo.

En su intervención, la especialista en calidad educativa para la primera infancia, Elisa Bonilla Rius, explicó que al reconocerse la importancia del desarrollo neuronal de 0 a 5 años, organizaciones internacionales, centros de personas expertas, fundaciones privadas y gobiernos nacionales, estatales y locales ahora diseñan políticas para brindar educación de calidad a la primera infancia, y esperan que también inviertan cada vez más recursos para niñas y niños.

Comentó que en la educación para este grupo etáreo hay al menos cinco áreas relevantes que deben atenderse: higiene y alimentación; sus emociones; exploración e investigación por medio del juego; lectura y biblioteca para aprender a leer; así como experiencia artística.

Por su parte, la coordinadora política de la organización civil Pacto por la Primera Infancia, Magdalena de la Luz de Luna, señaló la importancia de contar ya con una Estrategia Nacional de Atención para la Primera Infancia (ENAPI), conformada a través de intensas mesas de trabajo que resultaron en acuerdos muy importantes, anclada en la reciente reforma educativa de 2019.

Aseveró que la ENAPI está relacionada con programas presupuestales que tienen actividades, bienes y servicios que se deben entregar a niñas, niños y sus familias, para hacer efectiva la realización de sus derechos y su atención. “Está en construcción el Presupuesto de Egresos 2021 por lo que programas e inversiones en la primera infancia deben respetarse y no sufrir recortes”.

En su momento, el jefe de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Hospital Infantil de México Federico Gómez, Antonio Rizzoli Córdoba, reflexionó sobre el desarrollo neurológico de niñas y niños que se inicia desde el embarazo, por lo cual hay que reforzar los vínculos de bebés con padres y madres en ese periodo y a lo largo del primer año de edad.

Agregó que al establecer vínculos emocionales hay que replantear las masculinidades, en donde “los hombres tienen un papel relevante con su paternidad al hablarle al bebé desde la etapa de gestación, cuidarlo en crianza compartida con la madre y darle de comer.”

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *