Más de dos mil autoridades y representantes indígenas de Oaxaca participan en foro de consulta

Oaxaca, Oaxaca, 13 de julio de 2019.- Dos mil135 autoridades y representantes de los pueblos mixteco, chocholteco, triqui, amuzgo, chatino, tacuate y afromexicano, congregados en Santo Domingo Yanhuitlán y Santiago Juxtlahuaca, de las regiones Mixteca y Santiago Jamiltepec, en la costa de Oaxaca, demandaron el reconocimiento constitucional de sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales, en el marco del proceso de consulta para la reforma constitucional y legal sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicano.

Durante el foro desarrollado en Santo Domingo Yanhuitlán, bajo el lema “Asamblea, tequio, libertad, honor y justicia” –preceptos que rigen la vida comunitaria de la población-, el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, planteó la necesidad de modificar el marco constitucional para que los pueblos indígenas sean reconocidos como sujetos de derecho público y puedan acceder a programas y recursos públicos que les permitan mejorar sus condiciones de vida.

Señaló que en el renacimiento de nuestro país que ha planteado el presidente Andrés Manuel López Obrador, mucho tienen que aportar los pueblos indígenas que ahora son una prioridad para el Gobierno de México, después de haber sido segregados y aislados de las políticas públicas mediante un marco legal inaccesible para ellos, que en el periodo neoliberal privilegió a las cúpulas del poder político y económico.

Frente a las mujeres y hombres de los pueblos mixtecos de Tlaxiaco y Nochixtlán, así como chocholteco de Coixtlahuaca, se llevó a cabo un ritual tradicional con una ofrenda floral a la madre Tierra, como se hace cada 13 de julio en que bajan los señoríos y gobernantes de los pueblos Siete Águilas para pedir generosas lluvias y abundantes cosechas.

Adelfo Regino presentó ante la concurrencia -y posteriormente entregó a las autoridades municipales- el Códice Añute de estas tierras mixtecas como parte de su legado histórico y cultural.

“Es a partir de nuestra memoria indígena como debemos plantear el renacimiento del país”, afirmó.

En esta jornada de consultas para la reforma indígena, la diputada federal Irma Juan Carlos, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados, expresó su sentir en el foro de Jamiltepec, donde sostuvo que la situación de los pueblos originarios ha cambiado porque nunca se les había dado participación ni respetado a sus derechos; por el contrario, fueron violentados de manera sistemática.

En esta Cuarta Transformación, “ya no somos los menores de edad que el gobierno tiene que mantener, que nos tiene que dar de comer y decir qué necesitamos; eso es lo que éramos los pueblos indígenas hasta el sexenio pasado”, subrayó la legisladora oaxaqueña por el distrito de Teotitlán de Flores Magón, al celebrar que la problemática ancestral se consulte con los pueblos y sus autoridades comunitarias.

Con la participación de 844 autoridades y representantes de las comunidades indígenas de la región Chochomixteca, 34 autoridades agrarias, 43 municipales y 22 agencias, demandaron reconocer la autonomía y capacidad de los pueblos en la administración de los recursos y que los intereses del pueblo sean respetados por las instancias federales.

“La nueva relación debe ser respetuosa, de trato digno y directo, que los recursos lleguen directo a los pueblos, garantizando la participación de la mujer indígena y los derechos de la niñez y la juventud”, enarbolaron las comunidades en el municipio histórico de Yanhuitlán.

En sus propuestas se privilegiaron temas como la protección de semillas criollas y de los recursos naturales, además de incorporar en el sistema educativo nacional la sabiduría ancestral sobre la biodiversidad y los valores comunitarios, para que los pueblos indígenas tengan una participación fundamental en las acciones contra la contaminación y el cambio climático global.

En Santiago Juxtlahuaca plantean reconocimiento de sus sistemas procuración de justicia

En tanto en Santiago Juxtlahuaca, las comunidades mixtecas y triquis invocaron en una ceremonia tradicional que los objetivos del foro se cumplan para que se respete la autonomía y el sistema normativo interno.

A este foro asistieron 776 mujeres y hombres de los pueblos, 152 autoridades municipales y 67 representantes de dependencias federales y estatales.

Entre las conclusiones alcanzadas, destacan planteamientos como la importancia de reconocer en la Constitución a los pueblos indígenas como sujetos de derecho y no objetos de atención del gobierno; reconocer a la asamblea comunitaria como órgano de elección y toma de decisiones; desaparecer el régimen de partidos políticos por la división que generan y reconocer los sistemas internos de procuración de justicia con tribunales propios.

Además, garantizar la preservación de la medicina tradicional mediante estudios profesionales en lengua indígena y con los espacios adecuados para su práctica, fortalecer las lenguas indígenas, promocionar los derechos de los hermanos migrantes y modificar el artículo 27 de la Constitución para garantizar el uso racional y sostenible de los recursos naturales.

Las y los indígenas triquis y mixtecos reclaman espacios de telecomunicación con la incorporación de nuevas tecnologías para la colectividad y solicitan se les garanticen espacios en medios de comunicación públicos que den a conocer sistemas normativos y tradiciones indígenas.

En Santiago Jamiltepec piden el apoyo a sus procesos de desarrollo integral

Por su parte, en el foro de Santiago Jamiltepec, donde participaron 515 mujeres y hombres, 27 núcleos agrarios, 15 municipios y 12 instituciones públicas, comunidades mixtecas demandaron reconocimiento de la educación comunitaria, indígena, cultural e intercultural, además de agilidad en los trámites agrarios para el reconocimiento jurídico de sus territorios. Igualmente, la reforma del artículo 27 constitucional para planear el desarrollo de las tierras comunales y ejidales.

Aquí mismo, el pueblo afromexicano exigió que en la reforma constitucional se tome en cuenta su derecho a la autonomía y autodeterminación, el reconocimiento de la participación de sus comunidades en la historia de Méxic0; impulsar el desarrollo desde su propia cosmovisión y establecer los derechos de la población, en especial de las mujeres.

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *