Sistemas de alimentaci贸n saludable contribuir谩n a disminuir inseguridad alimentaria por COVID-19

El Instituto Nacional de Salud P煤blica (INSP) organiz贸 el seminario virtual 鈥淪eguridad alimentaria y COVID-19鈥, en donde expertos dieron cuenta del panorama que se vive en el mundo.

Al inaugurar la videoconferencia, el secretario acad茅mico del INSP, Eduardo Lazcano Ponce, afirm贸 que para enfrentar el problema de la inseguridad alimentaria como consecuencia de COVID-19, es necesaria una respuesta organizada que incluya la participaci贸n de los gobiernos, sector privado, sociedad civil y organizaciones multilaterales.

Agreg贸 que de acuerdo con el informe: El estado de la seguridad alimentaria y la nutrici贸n en el mundo 2020 (SOFI, por sus siglas en ingl茅s), publicado por la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), 47.7 millones de personas en Am茅rica Latina y el Caribe sufrieron hambre durante 2019.

La directora del Centro de Investigaci贸n en Evaluaci贸n y Encuestas del INSP, Teresa Shamah Levy, quien moder贸 el seminario, a帽adi贸 que, de acuerdo con la hip贸tesis de crecimiento econ贸mico, la pandemia de COVID-19 puede aumentar entre 83 y 132 millones el n煤mero total de personas subalimentadas en el mundo en el 2020.

A su vez, la Estadista Regional en Am茅rica Latina y el Caribe de la Organizaci贸n de las Naciones Unidas para la Alimentaci贸n y la Agricultura (FAO, por sus siglas en ingl茅s), Ver贸nica Boero, coment贸 que el impacto de la COVID-19 en la seguridad alimentaria ser谩 alto, ya que es la peor crisis econ贸mica global desde la Segunda Guerra Mundial, por lo que propuso enfocar la atenci贸n en pa铆ses y grupos de poblaci贸n que tradicionalmente no han tenido atenci贸n.

Boero dijo que es imprescindible invertir en el levantamiento de datos representativos de la poblaci贸n, para crear pol铆ticas p煤blicas basadas en evidencia; transformar el sistema alimentario, de uno industrializado a uno m谩s saludable y econ贸mico, as铆 como facilitar el acceso a los mercados de los peque帽os productores.

Adem谩s, es necesario continuar con los programas enfocados a disminuir las p茅rdidas y desperdicios de alimentos y no descuidar a las y los ni帽os que depend铆an de la alimentaci贸n escolar.

Finalmente, mencion贸 que, ante la contingencia de la COVID-19, la FAO realiza mediciones de seguridad alimentaria en 134 pa铆ses.

En su participaci贸n, el profesor titular de Salud P煤blica de la Universidad de Yale, Rafael P茅rez Escamilla, puntualiz贸 que la inseguridad alimentaria aumenta como resultado de la COVID-19, afectando a las familias m谩s vulnerables y, en mayor proporci贸n, los hogares con ni帽as y ni帽os peque帽os.

En ese sentido, P茅rez Escamilla dijo que proteger a las y los ni帽os peque帽os es crucial para el Gobierno de M茅xico, ya que esta inversi贸n traer谩 fuertes retornos sociales y econ贸micos.

Al abordar el tema de COVID-19 y la inseguridad alimentaria y nutricional materno infantil, 鈥渦na compleja sindemia鈥, puntualiz贸 que no se ha detectado la transmisi贸n del coronavirus a trav茅s de la leche materna, por lo que hasta ahora no existen motivos para interrumpir la lactancia materna.

Por su parte, el profesor titular de Seguridad Alimentaria Mundial de la Escuela de Nutrici贸n Humana de la Universidad de McGill, Canad谩, Hugo Melgar Qui帽onez, indic贸 que entre 2014 y 2017, ya se registraba una disminuci贸n de la seguridad alimentaria en Am茅rica Latina, situaci贸n que se est谩 agravando por la inequidad y el aumento de la pobreza.

Explic贸 que, de acuerdo con los 煤ltimos reportes de la ONU sobre el estado de la seguridad alimentaria y nutrici贸n en el mundo, se reportan aumentos no s贸lo en la subnutrici贸n, sino tambi茅n en la inseguridad alimentaria moderada y severa, que afecta a dos mil millones de personas en el mundo.

Etiquetas: Sin etiquetas

A帽adir un comentario

No se publicar谩 tu direcci贸n de correo electr贸nico. Los campos obligatorios est谩n marcados con *