Huasca de Ocampo

La riqueza minera de Real del Monte no se comerciaba en bruto: hac铆a falta un delicado proceso de separaci贸n de metales, que se llev贸 a cabo en las haciendas del pueblo vecino, Huasca de Ocampo, actualmente convertido en Pueblo M谩gico por su encanto colonial y las maravillas naturales que lo rodean, entre bosques, barrancas, prismas p茅treos y un agradable clima templado.

La historia de este municipio se remonta al inicio de la conquista de M茅xico, a mediados del siglo XVI, cuando el territorio de Huascazaloya, (鈥渓ugar de regocijo o alegr铆a鈥 en lengua n谩huatl) se le encomend贸 a la familia del peninsular Diego de Paz en 1558, que la administr贸 desde Atotonilco el Grande, lo que le brind贸 al territorio tal autonom铆a que a finales del mismo siglo fue reconocido como Rep煤blica de Indios; evidencia de ello es la adoraci贸n en Huasca a San Juan Bautista, santo patrono recurrentemente adorado por grupos ind铆genas, quienes lo relacionaban con su deidad del agua y las cosechas.

En el siglo XVII, la encomienda de los Paz se dividi贸 y las tierras de la Rep煤blica de Indios se convirtieron en haciendas, a cargo de don Pedro Romero de Terreros, primer conde de Regla, quien estaba muy interesado en la explotaci贸n de las minas vecinas de Real del Chico y Real del Monte.

Fue as铆 como fund贸 las grandes labores mineras de San Miguel Regla, San Francisco Javier, San Antonio Regla y Santa Mar铆a Regla, que debido a una mala gesti贸n solo funcionaron hasta 1781. Para la mitad del siglo XIX, la mayor铆a de estos complejos industriales se encontraban abandonados, o incluso casi totalmente bajo el agua, como el de San Antonio, consecuencia de la construcci贸n de presas en los alrededores.

No obstante, las tierras de cultivo han sido aprovechadas por la poblaci贸n rural, y a finales del siglo XX se hicieron varios esfuerzos para salvar las edificaciones propensas al turismo; gracias a esto, en la actualidad las haciendas de Santa Mar铆a y San Miguel Regla se han convertido en lujosos hoteles resort, que reciben cada a帽o a cientos de visitantes.

Qu茅 visitar en Huasca Pueblo M谩gico

Por supuesto, una visita a Huasca debe iniciar por sus encantadoras haciendas. Las que a煤n pueden ser visitadas son las de Santa Mar铆a y San Miguel Regla. La primera se encuentra en el nacimiento de una gran barranca, custodiada por los enormes y fieles soldados de piedra de las formaciones bas谩lticas y la Cascada de la Rosa, una de las trece maravillas naturales de M茅xico.

Dejando a un lado el paisaje, la hacienda en s铆 es una de las construcciones m谩s impresionantes levantadas en el pa铆s durante el siglo XVIII. Su capilla alberga una importante colecci贸n de arte sacro, y resulta imperdible conocer su acueducto, la mazmorra y los laberintos secretos que se utilizaron hace muchos a帽os para la transportaci贸n de plata y oro.

La Hacienda de San Miguel Regla fue el hogar de don Pedro Romero de Terreros, que en su tiempo lleg贸 a ser el hombre m谩s rico del mundo gracias a su riqueza minera. La soberbia construcci贸n tiene m谩s de 100 habitaciones y dos lagos artificiales, que nacieron al inundarse una parte de su extensi贸n con la construcci贸n de presas en los alrededores.

Precisamente por las aguas de las presas levantadas al inicio del pujante siglo XX, la hacienda de San Antonio Regla qued贸 totalmente sumergida y es ahora un bello lago artificial que recibe cada d铆a a personas que llegan buscando un rato de diversi贸n y descanso, adem谩s de paseos en lancha que los lleven a conocer de cerca una chimenea y una peque帽a torre, 煤nicos vestigios que sobrevivieron a la inundaci贸n.

Sin duda, la hacienda con m谩s magia de Huasca de Ocampo es la Ex Hacienda de San Juan Bautista Hueyapan, pues proviene de los primeros a帽os de la colonia espa帽ola en M茅xico. Dedicada a la agricultura y la ganader铆a, fue construida hacia 1583 por la familia peninsular de Pedro A. Linares.

Por mucho tiempo, sus instalaciones sirvieron tambi茅n para almacenar ma铆z, granos y la madera de los aserraderos del Chico, aunque despu茅s se convirti贸 en una importante productora de pulque, que lleg贸 a transportarse hacia todo el pa铆s a trav茅s de los trenes. Actualmente, en su interior permanecen en pie la taberna, las caballerizas y una capilla.

Tambi茅n dentro de los muros de esta hacienda habitan numerosas historias de duendes, fantasmas y presencias paranormales que deambulan por el ambiente y cuyas historias son compartidas con gusto por los huasque帽os.

Justamente, este Pueblo M谩gico tiene una extensa tradici贸n en cuanto a los peque帽os entes conocidos como duendes, que deambulan en los espacios oscuros de las haciendas, en los bosques y en los senderos, esperando pacientemente para hacer travesuras. Es tal el arraigo de su leyenda, que cuentan con el Museo de los Duendes, en el que se muestran diversas evidencias de la existencia de estos m铆ticos seres, que se han dejado ver por algunos y cuya mayor travesura es molestar a los caballos por las noches y trenzarles las crines de un modo muy peculiar.

El centro de Huasca es encantador, con su plaza principal poblada de 谩rboles, su kiosco y su Palacio Municipal, as铆 como el Pari谩n, donde puede adquirirse el trabajo artesanal de los pobladores. Muy cerca se encuentra la Iglesia de San Juan Bautista, la m谩s importante del pueblo, que data del siglo XVI y cuyo interior est谩 decorado en madera y con numerosos 贸leos, que fueron tra铆dos desde Espa帽a por Romero de Terreros. El mejor modo de recorrer el centro de Huasca y sus alrededores es el tradicional tranv铆a.

Lo imperdible en Huasca de Ocampo Pueblo M谩gico

Las bellezas naturales de este Pueblo M谩gico son lo mejor para conocer al visitarlo. La m谩s c茅lebre son los Prismas Bas谩lticos, formaciones de piedra volc谩nica erosionadas por la fuerza del agua durante millones de a帽os, que han adoptado forma de columnas verticales de seis caras que habitan la barranca de Alcholoya y son responsables de la espectacular vista formada por cuatro cascadas de 40 metros de altura, provenientes de la presa de San Antonio Regla.

En el Parque Ecotur铆stico Bosque de las Truchas, en San Miguel Regla, que ofrece numerosas actividades al aire libre como saltos en tirolesa, pesca deportiva y paseos en lancha, caballo o cuatrimoto en sus lagos, manantiales, senderos boscosos y el encantador Rinc贸n del Beso, un bello y rom谩ntico paraje que resulta ideal para las parejas que van a pasear a Huasca.

Cerca de ah铆, en la comunidad de Ojo de Agua, se encuentra El Huariche, un desarrollo ejidal ecotur铆stico con caba帽as y valles para acampar y descansar, rodeado de un bello bosque de encinos; dentro de su territorio existen todas las comodidades, como juegos, sanitarios, restaurante y tiendas, adem谩s de un impresionante paisaje.

En el Centro Vacacional Sierra Verde se pueden conocer de primera mano las historias sobre duendes en el bosque del mismo nombre, adem谩s del Bosque del Zembo, donde se pueden vivir tranquilos d铆as de campo, pescar y comer truchas, pasar c谩lidas noches junto al fuego en sus caba帽as, y pasar maravillosas noches bajo el manto de estrellas.

Otro buen lugar para acampar y pescar es la Presa de la Cruz, pero si lo que se busca son emociones fuertes, resulta perfecto acudir a las pe帽as y barrancas de los alrededores de Huasca. La primera es la de San Sebasti谩n, en la que se puede practicar alpinismo, rappel y saltos en una tirolesa sobre un vac铆o de casi 50 metros.

En Pe帽a del Aire se puede experimentar como en pocos lados la emoci贸n de volar, pues su tirolesa aprovecha la pendiente y la velocidad del viento para brindar unos de los mejores saltos del pa铆s. Este lugar cuenta adem谩s con otras diversiones, como un campo de gotcha, rutas para senderismo y espectaculares miradores para obtener muy buenas fotograf铆as.

Aprovechando este encanto ecotur铆stico, en Huasca de Ocampo se realiza el Ultra Trail de M茅xico, que cada octubre convoca a cientos de corredores a campo traviesa de todo el pa铆s; tambi茅n en sus senderos y desfiladeros se realizan competiciones de ciclismo de monta帽a.

El mejor modo de admirar Huasca en todo su esplendor es tomando un paseo en globo aerost谩tico al amanecer, cuando el aire es tranquilo y el azul clarito comienza a pintar el horizonte.

Las fiestas se realizan en este lugar con gran alegr铆a: se cantan Las Ma帽anitas con banda y mariachi, hay palenques, charreadas y bailes populares, adem谩s de eventos deportivos y culturales, programas literario-musicales y venta de artesan铆as. Las principales celebraciones en Huasca de Ocampo son:

Del 3 al 8 de enero, Fiesta de Reyes. Hay juegos pirot茅cnicos, danza aut贸ctona y jaripeos, as铆 como eventos culturales y deportivos.

20 de enero, Fiesta de San Sebasti谩n.

Procesiones en Semana Santa.

24 junio, Fiesta de San Juan Bautista.

Del 11 al 13 de diciembre, Fiestas de la Virgen. Hay antojitos y juegos mec谩nicos.

Qu茅 comer en Huasca de Ocampo Pueblo M谩gico

De la tradicional y exquisita cocina de Huasca, le recomendamos los pastes: empanada hecha a base de harina, manteca o mantequilla y sal, rellena de carne de res, papa y poro o cebolla. Su nombre es una degeneraci贸n de la palabra pastry, que era anta帽o el almuerzo de los mineros ingleses. Tampoco deje de probar los famosos mu茅ganos.

Qu茅 comprar en Huasca de Ocampo Pueblo M谩gico

Las manos y el ingenio de las mujeres y los hombres de Huasca de Ocampo tienen para el viajante prendas de lana; jarros, vajillas y otros objetos de barro rojo; muebles de madera y de hierro forjado. Por su calle principal tambi茅n se pueden encontrar varias tiendas con mostradores de roble y anaqueles en los que se ofrecen, entre otras mercanc铆as, velas de parafina, escobas de jarcia o semillas.

Para dormir en Huasca de Ocampo Pueblo M谩gico

Por supuesto, las ex haciendas de Santa Mar铆a y San Miguel Regla, actualmente convertidas en lujosos resorts, son las mejores opciones para hospedarse al venir a este Pueblo M谩gico. Sin embargo, existen otras opciones, para todos los bolsillos, como el Sierra Verde, que ofrece acogedoras caba帽as, y el Hotel Quintaescencia, con amplias habitaciones en las que se puede descansar de las aventuras provistas por el hermoso pueblo.

Etiquetas: Sin etiquetas

A帽adir un comentario

No se publicar谩 tu direcci贸n de correo electr贸nico. Los campos obligatorios est谩n marcados con *